Karumi: el arte del bambú se reinventa con artesanía high-tech

LOS HOMBRES Y MUJERES

Karumi: el arte del bambú se reinventa con artesanía high-tech

El bambú es símbolo de prosperidad en el archipiélago nipón. Ligero y elegante, crece de manera espectacular e incluso soporta los terremotos. Su madera es muy utilizada en la construcción y la artesanía japonesas. La empresa Hinoki Kougei, colaboradora de Hermès, lo utiliza desde hace una década en el mundo del diseño y del mobiliario contemporáneo.
El arquitecto portugués Álvaro Siza Vieira, ganador del premio Pritzker 1992, desafió a este material diseñando tres asientos —un banco y dos taburetes— para Hermès en 2017. ¿Cómo devolverle su pureza, su ligereza?
Manejado por los maestros ebanistas de Hinoki Kougei, el sólido bambú triunfó allí donde el flexible ratán, propuesto en primer lugar, fracasó.
Desde hace diez años, esta empresa artesanal creada por Chuzo Tozawa en Tokio en 1977 revisa el arte de moldear este material tradicional para crear objetos únicos.
Las cañas, aún verdes, proceden de los densos bosques de Kioto, en la isla de Honshu, y de Kagoshima, en la isla de Kyushu. La recolección tiene lugar entre diciembre y febrero. En el taller, los 34 artesanos comienzan por cortar la madera en finas láminas. Así, estas adquieren la suficiente flexibilidad como para encajar, pegadas entre ellas, en los moldes, adaptándose a las múltiples e inverosímiles formas que componen el banco y los taburetes. Otro truco: una fibra de carbono se cuela en el interior de la sección más larga del banco para reforzarla, como una columna vertebral invisible.
Detrás del nombre de Karumi, que significa «la pureza por medio de la sencillez», se esconde una artesanía de categoría superior que asocia una maestría ancestral a una innovación técnica muy ingeniosa, consiguiendo así perpetuarla.

 

Más por descubrir

 
 
 
  • Los talleres de Fitilieu, instalaciones de formación modelo

    Estos nuevos talleres, destinados a los artesanos marroquineros del área de Savoie-Dauphiné, innovan para acoger a más personas con discapacidad.
  • La escuela del cuero, una transmisión de valores y de conocimientos

    Un dispositivo común de formación acompaña el desarrollo de Hermès en el ámbito del cuero. Este dispositivo establece un vínculo entre múltiples trayectorias profesionales de artesanos y marroquinerías situadas en distintos lugares de Francia.
  • Tándem, diez años de amplitud de miras

    A finales de 2008, un artesano de la marroquinería de Sayat dejaba sus herramientas y el departamento de Puy-de-Dôme para pasar una semana detrás de un mostrador al lado de un vendedor de la boutique de la rue du Faubourg Saint-Honoré, en París. Se acababan de lanzar los intercambios Tándem.

Nuestra huella en...

  • Hermès emplea a 14 284 hombres y mujeres, de los cuales 5 180 son artesanos, el oficio con mayor representación en la maison. Este país de lo manual se transforma y contrata constantemente. Formar, transmitir, desarrollar, garantizar el bienestar, la salud y la solidaridad... Nuestra ambición es acompañar a cada persona en su realización personal. 
  • Hermès pone todo su empeño en sublimar, a través de una veintena de oficios, los materiales más hermosos que nos ofrece la naturaleza. Los gestos de nuestros artesanos respetan los cueros, la seda, las telas, la madera, el cristal y los metales preciosos. Preservar, optimizar, revalorizar, trazar... Nuestro deber es hacer un uso perenne de estos recursos.
  • Hermès posee 41 manufacturas en Francia, de las 52 con las que cuenta, y tiene más de 300 tiendas en todo el mundo. La proximidad con los proveedores, los socios y los distintos territorios se cultiva sobre el terreno. Fertilizar, establecer redes, renovar, comprometerse… Nuestro papel como empresa ciudadana es crear vínculos duraderos.