Los talleres de Fitilieu, instalaciones de formación modelo | Hermes

LOS HOMBRES Y MUJERES

Los talleres de Fitilieu :
instalaciones de formación modelo

En línea con el Acuerdo sobre la Discapacidad firmado por Hermès en 2017, la cuestión del acceso al aprendizaje del oficio de guarnicionero-marroquinero fue abordada ya en la fase de concepción de los Talleres de Fitilieu, inaugurados en junio de 2019.
Ser artesano para Hermès es formarse a lo largo de toda la vida. Los guarnicioneros-marroquineros que enseñan los gestos del cuero en el nuevo centro de formación de Hermès, situado en la localidad de Les Abrets en Dauphiné, al norte del departamento francés de Isère, no lo negarán. Algunos de ellos han elegido seguir una formación bastante poco habitual para su profesión: aprenden el lenguaje de signos, cuyo estudio completo lleva cuatro años.
¿El objetivo? Facilitar la comunicación con las personas con deficiencia auditiva o sordas, para poder acogerlas como a las demás personas de talento que pasan por aquí, antes de que pasen a formar parte de una de las tres manufacturas del área de Savoie-Dauphiné (Les Abrets en Dauphiné en el departamento de Isère, Belley en el departamento de Ain y Aix-les-Bains en el departamento de Haute-Savoie).
Esta iniciativa ilustra el compromiso de la escuela interna de Hermès con la creación de programas piloto en materia de formación de las personas que se enfrentan a situaciones de discapacidad. La ambición final es construir, a lo largo del tiempo, programas pedagógicos a medida que faciliten, por ejemplo, el aprendizaje a las personas que sufren trastornos específicos, como los de tipo «dis» (dislexia, disortografía, etc.).
Las nuevas instalaciones también han sido concebidas para facilitar el acceso y la circulación de los alumnos con movilidad reducida más allá de las obligaciones legales.
Además de participar en la formación a la comunicación con las personas con discapacidad auditiva de la asociación Urapeda, todos los instructores del establecimiento han sido sensibilizados por la sociedad JLO Conseil acerca de las distintas discapacidades, visibles e invisibles.
Para encontrar candidatos, los talleres de Fitilieu han establecido acuerdos de colaboración con distintos organismos locales, con Ohé Prométhée, una asociación cuya vocación es favorecer el empleo en un entorno de trabajo ordinario de las personas con discapacidad, y con la Agrupación de Empleadores de Trabajadores con Discapacidad (Groupement d’employeurs travailleurs handicapés).
Todo ello con la finalidad de abrirse a una mayor diversidad en los talleres, que tienen por objetivo la formación de 80 personas al año —a través de la formación inicial o continua—, al tiempo que el área marroquinera de Savoie-Dauphiné refuerza sus efectivos. Estos deberían pasar de 750 colaboradores a finales de 2018 a 850 de aquí a tres o cuatro años.

 

Más por descubrir

 
 
 
  • La escuela del cuero, una transmisión de valores y de conocimientos

    Un dispositivo común de formación acompaña el desarrollo de Hermès en el ámbito del cuero. Este dispositivo establece un vínculo entre múltiples trayectorias profesionales de artesanos y marroquinerías situadas en distintos lugares de Francia. 
     
  • Tándem,
    diez años de amplitud de miras

    A finales de 2008, un artesano de la marroquinería de Sayat dejaba sus herramientas y el departamento de Puy-de-Dôme para pasar una semana detrás de un mostrador al lado de un vendedor de la boutique de la rue du Faubourg Saint-Honoré, en París. Se acababan de lanzar los intercambios Tándem. 
     
  • La destreza,
    secreto de fabricación de nuestros talentos

    Un baile de ágiles dedos hace danzar las herramientas de corte y de trabajo en el banco de las marroquinerías. Hermès acoge una amplia diversidad de trayectorias profesionales y edades. La destreza, puesta a prueba por el servicio público de empleo francés (Pôle emploi), goza en este caso de mayor importancia que la formación de origen. Se trata, junto con el respeto de los tiempos adecuados, del principal secreto de fabricación de nuestros objetos.
     

Nuestra huella en...

  • Hermès emplea a 13 500 hombres y mujeres, de los cuales 4500 son artesanos, el oficio con mayor representación en la maison. Este país de lo manual se transforma y contrata constantemente. Formar, transmitir, desarrollar, garantizar el bienestar, la salud y la solidaridad... Nuestra ambición es acompañar a cada persona en su realización personal. 
  • Hermès pone todo su empeño en sublimar, a través de una veintena de oficios, los materiales más hermosos que nos ofrece la naturaleza. Los gestos de nuestros artesanos respetan los cueros, la seda, las telas, la madera, el cristal y los metales preciosos. Preservar, optimizar, revalorizar, trazar... Nuestro deber es hacer un uso perenne de estos recursos.
  • Hermès posee 41 manufacturas en Francia, de las 52 con las que cuenta, y tiene más de 300 tiendas en todo el mundo. La proximidad con los proveedores, los socios y los distintos territorios se cultiva sobre el terreno. Fertilizar, establecer redes, renovar, comprometerse… Nuestro papel como empresa ciudadana es crear vínculos duraderos.