Desfile hombre primavera‑verano 2020

Desfile hombre primavera‑verano 2020

El desenfado estival

El hombre Hermès atraviesa el verano con seguridad y ligereza. Su personalidad relajada y espontánea se plasma en los amplios volúmenes que le insuflan un aire de libertad.

El arte y los materiales

Los materiales emblemáticos aparecen reinterpretados con sencillez e ingenio. La piel con bordes encerados, el cachemir bordado en cordero o las sudaderas en piel de cabra mestiza con muletón reflejan la excelencia y la innovación de la maison. La belleza del savoir‑faire artesano se pone al servicio de la elegancia masculina.

Carácter tónico, gráfico y dinámico

Las incrustaciones, rayas y cremalleras trazan las líneas gráficas de la colección y los juegos de trampantojo, desencuadres y contrastes le aportan dinamismo. Los dibujos de los carrés, en versión original o teñidos, conforman las composiciones alegres y despreocupadas de chaquetas camiseras de tres botones, cazadoras con cremallera y camisas amplias.

  • La ligereza por encima de todo

    Los materiales fluidos y aéreos, como esta tela técnica rizada, confieren un encanto desenfadado a las prendas. Algunas de ellas son reversibles, como la chaqueta de tres botones en Toilight deperlante de cuadros y estampado de microvichy. El hombre Hermès defiende un estilo que huye de la pesadez y las cargas. Un estilo propio de la gravedad cero.

Colores revitalizantes

Los tonos menta, agua, ciruela, amarillo maíz y rosa chicle llenan de sabor el verano con sus colores tónicos. Una paleta estival llena de energía y de un desenfado alegre.

En las instalaciones del Mobilier National

La ligereza de esta colección flota con elegancia en el marco arquitectónico del Mobilier National, una autoridad en la historia del emblemático estilo francés que se ha estudiado y reinterpretado en un sinfín de ocasiones a lo largo de los siglos.

Créditos: backstage @Geordie Wood looks @Jean-François José, escenografía @Cédric Viollet