Constance | Hermès

El bolso Constance

  • La llegada al mundo de Constance

    En español, Constance significa «constancia» o, dicho de otra forma, fidelidad a uno mismo, perseverancia, confianza: unos valores a los que Hermès adhiere totalmente. Constance o la importancia de la constancia.
    En 1967, Jean-Louis Dumas encargó el dibujo de un bolso para Hermès a una joven que seguía la moda de la época. Como la diseñadora estaba embarazada, le puso al bolso el nombre de su hija: Constance. 
    Un bolso urbano con un toque sport, práctico y desenfadado, para las mujeres que llevan un estilo de vida apresurado. En resumidas cuentas, un bolso de la época de las oportunidades. 
    Constance es también un bolso atemporal, dotado de una elegancia en movimiento y de una constancia que se transmite de madre a hija. 
  • Proporciones idóneas.

    Un bolso Hermès siempre nace de un enfoque arquitectónico: cuadrado pero lleno de redondeces, Constance es un ejemplo de sencillez y una contradicción rebosante de humor. En su versión rectangular, Constance suaviza sus ángulos, imprime flexibilidad a su solapa, insufla aire a sus dos fuelles y da rienda suelta a su bandolera.
    Las curvas del cierre en H se integran suavemente en el recorte de la solapa: el secreto de Constance es un abombado perfecto.
  • H como cierre

    ¡Es una primicia! El primer caso de la H como cierre ingenioso.
    Es funcional: se abre y se cierra gracias a un mecanismo con muelle oculto a cada lado de la placa sujeta a la solapa. 
    Equilibrado y estable sobre sus dos patas, atravesado por una placa horizontal, este cierre en forma de H es homogéneo y armonioso. Simple.
  • Una envoltura de sensualidad

    ¿Cómo ha llegado este bolso sobrio y depurado a verse envuelto en un aura de misterio sensual? ¿Por su diseño abombado y mullido que atrae la luz hacia la parte superior? ¿Por su forro de cordero que constituye una verdadera caricia? ¿Por su redondez? ¿Por el proyecto puesto en marcha y el savoir-faire del oficio de guarnicionero marroquinero de Hermès? ¡Admitámoslo! El secreto de la gracia de Constance se nos escapa… 
  • La inconstancia de Constance

    Constance es un bolso atemporal que lleva 50 años reinventándose. Gracias a un innovador sistema de regulación de la bandolera, que se desliza entre sus dos puentes, un solo bolso nos ofrece 2 posibilidades: ¡este es el espíritu de los objetos Hermès! Podrá llevarlo en el hombro, largo o corto, según le apetezca. Es chic y práctico incluso para subirse a una bicicleta eléctrica. 
    El cierre en forma de H ha sido sucesivamente dorado o plateado, lacado, incrustado con diamantes, cubierto con esmalte y adornado con marquetería de piedras. El bolso se ha prestado de buen talante a su reducción, en versión mini y micro. Ha aumentado de tamaño en la versión Elan y ha adoptado el formato de una cartera. 
    Y usted, ¿cómo lo quiere? ¿De cuero estampado o bordado? ¿De piel preciosa? ¿De tela y cuero? ¿De seda? ¿O como impulsor de su imaginario con el modelo «Au bout du monde»?