Héricourt, el renacimiento de una manufactura | Hermes

LAS COMUNIDADES

Héricourt, el renacimiento de una manufactura

¿Cómo conciliar los estándares de trabajo de los artesanos del siglo XXI con la memoria de un edificio industrial de más de cien años? Este es el proyecto que adoptó Hermès con su marroquinería de Héricourt, en la región de Franco Condado, construida sobre las ruinas de las fábricas textiles de Pâquis. 
 
En una foto en blanco y negro de principios del siglo XX, se aprecia la importancia del antiguo baluarte textil de Héricourt por la sucesión de talleres y los centenares de obreros que posan de pie tras la verja. De los edificios existentes, construidos por la sociedad Schwob Frères a partir de 1900 y clausurados por Texunion en 1991, Hermès conservó una superficie de unos 4000 metros cuadrados y varios de sus signos característicos. 
Entre ellos, una veintena de postes de hierro fundido que sostienen la estructura metálica, además de la cubierta en dientes de sierra, que baña los talleres de luz natural. Lo que sí quedó en el pasado fue el ruido ensordecedor de los telares de 1900. En esta marroquinería inaugurada a finales de 2015, el confort técnico y acústico de sus 200 artesanos está cuidadosamente estudiado. Se ha creado también un recorrido de espacios verdes que une las instalaciones con el centro de la localidad.
Ocupar un lugar cargado de historia en vez de empezar en un terreno vacío no es la más sencilla de las ideas. El arquitecto de la región, Michel Thouviot, y Hermès imaginaron devolver a la vida esta antigua fábrica textil de Héricourt, situada a un cuarto de hora en coche de Seloncourt, la primera marroquinería de Hermès en Franco Condado. Esta reconversión, un ejemplo de manual, inspiró en 2017 otras renovaciones de zonas industriales abandonadas. La guantería de Saint-Junien, situada en el departamento de Alto Vienne, se instaló en una antigua fábrica de tratamiento de lana y la marroquinería normanda de Val-de-Reuil, en el departamento de Eure, se instaló en un antiguo taller de electrónica. Son reconversiones inéditas.
 

Más por descubrir

 
  • Descubrir la artesanía con Manufacto, la manufactura del savoir-faire

    Es la tercera vuelta al cole para este programa que se ha implantado en escuelas primarias y secundarias. Cuando se dedican a la fabricación de objetos de cuero o de madera, alumnos y profesores exploran juntos tres oficios manuales.
     
  • L’Allan, marroquinería en el campo

     
    La tercera manufactura de Hermès en la región francesa de Franco Condado acoge a una cuarentena de aspirantes marroquineros que completan su formación junto a artesanos experimentados de la casa. 
     
     
     
  • Montbron, de las zapatillas de Charente al bolso Hermès

    En este decorado propio de una postal, Montbron iba cayendo en el olvido. La implantación de la marroquinería Hermès ha creado más de 250 empleos que han contribuido a devolver su dinamismo a esta comuna del departamento francés de Charente.
     
     
     
  • Empresas del Patrimonio Vivo acordes con su tiempo

    Una docena de sociedades pertenecientes a Hermès gozan del título Empresas del Patrimonio Vivo. Una denominación que otorga distinción a empresas dotadas de técnicas de alta calidad, patentes y archivos de excepción, así como de un anclaje geográfico duradero. Este conjunto es, ante todo, un vivero de innovaciones.
     
     
     
  • Saint-Junien, el guante en la piel

    La competencia y la evolución del consumo han causado importantes daños al guante francés, nacido en la Edad Media en el corazón de las regiones ganaderas.