Tras la estela de los perfumes | Hermes

EL PLANETA

Tras la estela de los perfumes, reciclaje y energía

Desde Eau d’Hermès, la primera fragancia, inspirada en «el interior de un bolso Hermès en el que flotaba el aroma de un perfume», hasta la última incorporación, Twilly d’Hermès, todos los perfumes se fabrican en Vaudreuil, en el departamento de Eure. Las instalaciones albergan esta biblioteca olfativa y cuidan su impacto ecológico.
Un perfume tiene algo que podría considerarse secreto militar. Además de la persona denominada nariz de Hermès, nadie más conoce su fórmula completa. Su fabricación no encierra muchos menos misterios. Decenas de materias primas de perfumería convergen en las instalaciones de Vaudreuil. Se suceden las mezclas y los traslados de una cuba a otra, intercalados por pausas para la maceración. Hasta el enfriado a 0 °C y el filtrado del perfume.
Una vez introducido en el frasco, fijada la bomba y cerrado el tapón, el perfume viajará en funda de cuero si es Hermessence, o encorsetado en un estribo si es Galop d’Hermès. Amorosamente recogido en su estuche, ya está listo para su misión de seducción.
La otra cara del decorado tiene similar importancia. Desde su nacimiento, se examina y desnuda cada nueva fragancia para prever el tratamiento de los residuos que dejará en su estela. La sociedad Cèdre, socios de Hermès Parfums y que recogen 800 toneladas de desechos al año en Vaudreuil, es la que lleva más lejos la investigación en pro de su valorización. Se centran en los envases que han contenido las materias, pero también trabajan con los filtros y con los plásticos y cajas dañados o el cristal roto. El 67 % de los materiales son destinados al reciclaje. El resto, incinerado, servirá para producir energía.


    Más por descubrir

 

  • Con el fondo de carbono Livelihoods, la prioridad es para lo local

    ¿Y si el futuro del clima se jugara en un pequeño pueblo de Kenia, Indonesia o Perú, en vez de en las grandes cumbres internacionales? Los fondos de carbono de Livelihoods privilegian esta forma de abordar los problemas sobre el terreno. 
     
  • La caja naranja tiene muchos recursos

    Redonda, rectangular o cuadrada, empaqueta corbatas, sombreros, botas, vajilla, joyas o bolsos. Los únicos que no consiguen deslizarse dentro de una de ellas son los muebles. La caja naranja la fabrican en Francia siete especialistas del cartonaje. 
     
  • Diamantes éticos certificados

    Desde la extracción en las minas hasta la venta de las joyas en las tiendas Hermès, la filial de la casa dedicada a los diamantes se ajusta estrictamente al proceso internacional de Kimberley. 
     

Our imprint on...

  • Hermès emplea a 13 500 hombres y mujeres, de los cuales 4500 son artesanos, el oficio con mayor representación en la maison. Este país de lo manual se transforma y contrata constantemente. Formar, transmitir, desarrollar, garantizar el bienestar, la salud y la solidaridad... Nuestra ambición es acompañar a cada persona en su realización personal. 
    Descubrir esta huella
  • Hermès pone todo su empeño en sublimar, a través de una veintena de oficios, los materiales más hermosos que nos ofrece la naturaleza. Los gestos de nuestros artesanos respetan los cueros, la seda, las telas, la madera, el cristal y los metales preciosos. Preservar, optimizar, revalorizar, trazar... Nuestro deber es hacer un uso perenne de estos recursos.
    Descubrir esta huella
  • Hermès posee 41 manufacturas en Francia, de las 52 con las que cuenta, y tiene más de 300 tiendas en todo el mundo. La proximidad con los proveedores, los socios y los distintos territorios se cultiva sobre el terreno. Fertilizar, establecer redes, renovar, comprometerse… Nuestro papel como empresa ciudadana es crear vínculos duraderos.
    Descubrir esta huella