Cuidado de la piel | Hermès

Como materia viva que es, la piel evoluciona, se vuelve flexible y se patina con el paso del tiempo si se utiliza con cuidado. Independientemente del color y del acabado de cada piel, Hermès exige que se dejen entrever sus características naturales: arrugas, venas y grano. A esto se le llama "transparencia" de la piel. Cuanto más "transparente" sea la piel, más hermosa se volverá.
Sin embargo, la piel puede verse dañada de forma irreparable por:
- una exposición prolongada a pleno sol, que puede alterar su color;
- el alcohol (perfumes), los productos grasos (barra de labios), la transpiración y la tinta (rotuladores y bolígrafos), que pueden dejar marcas permanentes;
- el agua, que deja al secarse marcas opacas, incluso burbujas, muy difíciles de atenuar.
Cada piel es el resultado de un trabajo específico ya que cada artículo se emplea de forma diferente. Por lo tanto, no existe un producto de cuidado universal. La mejor manera de cuidar su correa en piel consiste en limpiarla con un paño de algodón suave no afelpado y en guardarlo en un lugar protegido de la luz y del calor cuando no se utiliza.
AppleCare
AppleCare+ se vende exclusivamente en las Apple Stores y en www.apple.com. Puede adquirir una garantía suplementaria en el sitio web de Apple o en la Apple Store más cercana.