La pequeña historia

El imaginario de François Houtin, paisajista, grabador y diseñador, está plagado de jardines: el universo vegetal es fuente inagotable de inspiración para el artista. Hace unos cuantos años, compuso una interpretación personal y mágica del jardín mediterráneo de Leïla Menchari. Leïla, al hablar de aquel lugar que descubrió en Túnez, su país natal, cuando tenía seis años, y que nutre desde hace décadas sus creaciones, evoca los "inmensos árboles rodeados de lianas", "el espacio vegetal invadido por el murmullo de los bambús bajo la brisa", "el surrealismo de esa naturaleza", "la imagen del paraíso". Hace unas temporadas, este carré quedó sublimado por bordados, flores multicolores aplicadas con sellos, corolas abiertas, follajes decorativos. Estos motivos coloridos vuelven a ser reproducidos hoy gracias a la magia del estampado.

El compañero ideal