La pequeña historia

Las kachinas son muñecas rituales destinadas a los niños hopi, indios pueblo que viven en el suroeste de Estados Unidos. Pacíficos, como su propio nombre indica –Hopituh Shi-nu-mu significa 'pueblo pacífico'–, los hopi viven en armonía con los espíritus. Los ancestros, las nubes, los dioses del fuego o de la lluvia, espíritus burlones o benéficos quedan personificados en las ceremonias religiosas, en las que participan los niños desde los seis años, momento de su iniciación. Como lazos que unen dos mundos, el real y el invisible, las muñecas de madera de colores vivos que evocan múltiples símbolos se entregan a los niños para familiarizarles con los cultos ancestrales.

El compañero ideal