La pequeña historia

Con su H abombada inscrita en un círculo, esta línea absolutamente moderna reinterpreta un modelo de 1972: su nombre, Hermès 2002, evoca una fecha que, por entonces, encarnaba todas las promesas del porvenir. Pequeñas joyas de la orfebrería con un cierre de culto: estos bolsos y carteras son auténticas máquinas en miniatura para viajar en el tiempo que tienen su futuro asegurado.

El compañero ideal

Explore otras opciones