La pequeña historia

El diseño de Caty Latham toma como modelo un dolmán, una chaqueta suntuosamente decorada que llevaban los Guías de la Guardia Imperial de Napoleón III. Transformada hoy en bandana, esta composición, ahora bicolor, queda rodeada de lunares, estrellas y palmetas. Los alamares, que en francés (Brandebourg) toman el nombre la cuidad de donde son originarios, Brandemburgo, no muy lejos de Berlín, son pasamanerías retorcidas en arabescos que transforman el conjunto más simple en una prenda suntuosa. Un álbum de la colección Émile Hermès sobre uniformes, insignias y accesorios militares sirvió de modelo a la diseñadora.

El compañero ideal